Introducción

Las alergias tipo III son causadas por una reacción inmunológica mediada por anticuerpos IgG. Las IgGs tienen la capacidad de modular la inflamación a través de la activación del sistema del complemento.

A diferencia de otras, nuestra prueba de intolerancias alimentarias permite detectar, además del nivel de IgGs, los niveles del biomarcador C3d, que mide la activación de la vía del complemento. Al medir C3d junto con IgG1, IgG2, IgG3 e IgG4 se puede identificar y cuantificar la gravedad de la respuesta inflamatoria frente a cada uno de los alimentos estudiados.

La permeabilidad intestinal es el fenómeno por el cual la pared intestinal actúa como barrera selectiva, permitiendo el paso de nutrientes y bloqueando el de sustancias potencialmente dañinas. En situaciones de estrés,  infecciones o toma de determinados medicamentos, se puede producir una alteración de esta permeabilidad, por lo que se podrían absorber sustancias que en condiciones normales no serían absorbidas. El sistema inmunológico identifica a estas sustancias como antígenos y reacciona formando anticuerpos IgG contra ellas. Esto provoca el desarrollo de complejos inmunes que anidan en diferentes tejidos, órganos o en el sistema vascular produciendo reacciones inflamatorias.

Este tipo de alergias tardan en manifestarse de 8 a 72 horas después de haber comido el alimento y se caracteriza por procesos inflamatorios que se pueden convertir en crónicos. Esta cronicidad conduce a lesiones e inflamaciones en ciertos tejidos y a la aparición de enfermedades inflamatorias, autoinmunes y fenómenos de alergias e hipersensibilidad.

Esta prueba consiste en un análisis de sangre que identifica los anticuerpos IgG que se sintetizan después del consumo de un alimento para el que la persona es intolerante. Se analizan alimentos e  ingredientes mediante un método de inmuno-ensayo.

Consulte el listado de 132 alimentos en el siguiente link:

 “132 alimentos

intoleranciaW

El tratamiento consiste en implementar la dieta inmunocompatible: programa denutrición personalizado de eliminación y rotación de alimentos basada en los resultados del test.

Eliminar de la dieta los alimentos a los que se es hipersensible aliviará el sistema inmune, y así las enfermedades crónicas mejorarán significativamente o incluso desaparecerán completamente. En algunos casos, los beneficios pueden percibirse desde el tercer día.

SINTOMATOLOGÍA
Procesos dermatológicos (16%) Acné, eczema, psoriasis, erupciones, urticaria, picor.
Transtornos gastrointestinales (50%) Dolores abdominales, estreñimiento, diarrea, inflamación, gases, síndrome del colon irritable (es la que más induce a pensar en una intolerancia alimentaria).
Molestias respiratorios (10%) Asma, rinitis, dificultad respiratoria. En estos casos puede haber un solapamiento con un proceso alérgico
Molestias neurológicas (10%) Dolor de cabeza, migraña, mareo, vértigo.
Transtornos psicológicos (11%) Ansiedad, depresión, fatiga, náuseas, hiperactividad (en niños principalmente).